Skip to content

¿Cuándo debo cambiar mi carro viejo?

  • by

Cuando tenemos un carro viejo usado debemos estar conscientes que en cualquier momento debemos proceder a cambiarlo, pero el dilema se presenta cuando no sabemos cuándo debemos cambiarlo y para conseguir  la mejor ganancia posible.

Al adquirir un carro nuevo debemos estar preparados ante la idea de que al sacarlo del concesionario habrá perdido valor y en los años sucesivos aumentará su desvalorización  hasta tal punto de que el valor de uso supere el valor real.

Para aquellos que desconocen el significado de estos términos aquí se los explicamos:

  • Valor de uso: Es aquel en el que se valora el carro por el desempeño de sus funciones, las necesidades que cubre, los costos de mantenimiento y las reparaciones, el apego sentimental que llega a tener el propietario con el vehículo.
  • Valor real: Es el precio que cotiza el carro en el mercado de automóviles tomando en cuenta el año, modelo, condiciones o estado del carro, kilometraje, marca etc…

Hay muchas razones por las cuales las personas cambian de carro, aquí te presentamos las diferentes razones por las cuales podrías cambiarlo, todo dependerá de tu situación particular, gustos y poder adquisitivo.

  • Estás motivado a comprar un carro nuevo

Si te sientes inclinado de adquirir un carro nuevo porque ya no te gusta el que tienes y consideras que cuentas con el dinero suficiente para pagar una diferencia al momento de entregar tu vehículo usado a un concesionario, entonces esta es una buena razón por la cual podrías cambiar de carro.

No necesariamente tiene que ser un modelo lujoso, sino uno que te ofrezca mayores beneficios y más confort, que esté acorde a tu bolsillo  así como otras ventajas de seguridad y protección.

  • No deseas perder mucho dinero en el futuro por tu carro usado

Como mencionamos al inicio, el vehículo una vez que sale del concesionario se desvaloriza. Al pasar los 5 años se empiezan a notar los signos de depreciación, de allí que muchos dueños de vehículos opten por cambiar el carro al cumplir los 2 años de uso, es decir mucho antes de cumplir su vida útil.

Esta decisión de cambiar de carro usado por otro más actual se debe a que los propietarios de carros no quieren perder mucho dinero, sino lo menos que se pueda. Mientras que otros agotan la vida útil del carro antes de venderlo a un tercero.

En el primero de los casos anteriores se  garantiza que el precio de venta sea alto, puesto que son pocos años de uso y tal vez en este tiempo la marca no haya lanzado una nueva versión del carro y el kilometraje aún no esté muy excedido.

  • El carro requiere de numerosas reparaciones

Si el carro representa un verdadero y constante gasto para ti es momento de cambiarlo, puesto que seguirá presentando requerimientos de mantenimiento, de reparación, por lo que pasará más tiempo en el taller que cumpliendo su función de traslado y movilidad.

Los vehículos funcionan como un sistema integral, de modo que quizá el motor aún esté operativo, pero al pasar los años no sólo depende la operatividad de un carro su motor, sino también otros componentes que comenzarán a darte dolores de cabeza como por ejemplo el sistema eléctrico, el alternador, las válvulas etcétera…

En este proceso que funciona como un efecto domino se van dañando cada uno de los subsistemas que componen el carro en forma progresiva causando complicaciones en otras partes del vehículo.

Finalmente, te ves envuelto en un mundo de reparaciones que al parecer nunca termina, por lo tanto es preferible deshacerse del carro y oportunamente obtener un dinero por él, también puedes dar una diferencia para adquirir uno que sí esté en mejores condiciones.

  • El carro presenta desperfectos grave

Si su carro cuenta con un desperfecto difícil de solucionar y  demanda de una inversión alta para poder ponerlo a funcionar nuevamente  lo esencial es considerar el costo total del vehículo y las años de operatividad que esa reparación le garantiza en cuanto a duración.

Por ejemplo, si el carro tiene 7 años pero ha presentado un desperfecto grave que requiere de una inversión elevada, pero con la confianza que después de arreglarlo va a funcionar perfectamente durante 6 años más, entonces si merece la pena ser reparado.

Pero al contrario si es un carro con más de 12 años y la reparación tiene un costo bastante elevado y al repararlo sólo va a durar dos años, entonces no es económicamente viable.

  • Seguridad, comodidad e innovación

Muchas veces no es menester que un carro presente complicaciones mecánicas  para cambiarlo, sino más bien las personas quieren obtener mayor comodidad, seguridad, y estar a la vanguardia de la tecnología.

A medida que la tecnología avanza también se evidencia cierta evolución en los carros y de una forma más rápida de lo que muchos pensamos, por ejemplo un carro  de 15 años de uso no dispone de los equipos y de la seguridad ni tampoco de la tecnología propia de vehículos modernos.

No obstante, muchos buscan cambiar su carro por seguridad y confort, por ejemplo un mejor sistema de frenos, sistema de  bolsa de aire (airbag), un carro con mayor estabilidad, entre otros muchos elementos necesarios para la seguridad del conductor y la de su familia.

Estas razones son vinculantes e importantes para vender nuestro carro usado y comprar uno más actual.

  • Aumento en el número de integrantes de la familia

Mientras que la familia aumenta también el número de exigencias. Muchas familias acostumbran que a medida que va creciendo el número de miembros del grupo familiar necesitan un carro más cómodo y espacioso, por razones profesional o algún tipo de incapacidad de uno de los miembros.

Si el carro usado con el que cuenta el conductor no está acorde a la realidad familiar y no se ajusta a las nuevas circunstancias, entonces es una compra obligatoria la adquisición de otro modelo que se adecúe más a estas necesidades.

Para concluir, el momento oportuno para cambiar un carro depende de usted, pero lo principal es tomar en cuenta la vida útil y comparar el valor de uso  el cual debe ser menor al valor real del carro.

Si te interesa este tema puedes consultar en el próximo artículo: ¿Qué tengo que hacer en el deshuesadero?