Skip to content

Distinción entre un auto viejo y auto clásico

Existe una línea muy delgada para distinguir un auto viejo de un auto clásico, Aunque pareciera que contar con un auto viejo puede ser considerado como un clásico, también puede ser considerado como chatarra. ¿Pero cuáles serán esos criterios que delimiten la condición que pase un auto viejo de ser chatarra a ser un clásico?

Para que un auto opte por la tan preciada placa de antigüedad, va mucho más de considerar los años de fabricación del automóvil, si bien está estipulado que debe contar con más de 25 años, no quiere decir que todos los carros con más de 25 años de fabricados, son considerados clásicos, existen otros criterios que los establecen.

Pero cómo sabrás si tu auto viejo es una chatarra o un clásico, en esta oportunidad desarrollaremos las razones que lo implantan, para que tengas la conciencia de la pieza que está en tus manos, y de esta forma obtengas los beneficios al contar con una valiosa pieza que en años atrás te costó alguna inversión y que hoy es considerada un clásico en la historia de autos.

Fabricación limitada de autos

Al existir pocas cantidades de vehículos según una marca o modelo, esto lo va convirtiendo en un clásico en potencia, puesto a que, esas versiones son fabricadas con los materiales más costosos por la calidad de construcción, quien en su época fueron considerados autos de prestigio por el lujo en sus acabados, la perfección de sus interiores y mecánica, que deben tener un trato adecuado para que permanezcan intactas sus características de fábrica.

Es así como un vehículo de marcas como Ferrari, Bugatti, Rolls-Royce y Bentley, quienes hoy en día cuentan con el prestigio de lujo del mercado, en años futuros tienen el pase directo a convertirse en costosos clásicos tomando en atención el uso y cuidado.

Que marquen Historia por su éxito

Esta característica es una excepción del criterio anterior, puesto a que, existen modelos  y marcas de vehículos que en su época fueron un total éxito en cuanto a la demanda, ya sea por su eslogan de publicidad o por su calidad de funcionamiento mecánico que marcaron la historia en venta de autos.

Un ejemplo de este criterio, es cuando se lanza al mercado el Ford Mustang, era un auto no tan costoso como los anteriores, pero contaba con cierto prestigio por ser semi-deportivo de 4 puestos, fue un éxito en cuanto a su mercadeo cuyo eslogan era venderle a los usuarios que podían conducir un auto con elegancia y prestigio sin que te costara mucho dinero.

Además de todo, era accesible al bolsillo. En un principio fabricaron 100,000 ejemplares y lo superó la demanda, puesto a que, construyeron entonces un total de 600,000 destacando en todas las estadísticas y convirtiéndolo en un valor histórico cada ejemplar.

Modelos ingeniosos e innovadores

Para este criterio son considerados esos modelos transformadores en cuanto a la mecánica e ingeniería de los vehículos, aquellos cuyo ingenio por haber tenido influencia en el diseño automotriz sobresalen por ser diferentes entre los demás. Incluso, pueden ser considerados de lujo.

El mejor ejemplo de esta característica, fue la construcción del primer auto mini durante el año de 1959 por la empresa British Motors Corporation, considerado como el auto económico mejor vendido.

Quien diría que el invento del ingeniero greco-inglés Sir. Alec Issigois, sería un total éxito cuando se le ocurrió diseñar de manera informal en una servilleta la mecánica de motor transversal y el revoltoso tren motriz de tracción delantera, que se convertiría en la referencia de la construcción del auto ingles más vendido.

Otro ejemplo cuyas características revolucionaron la forma de construir vehículos, son el Volkswagen Escarabajo para los años (1938-2005), el primer Chevrolet Corvette entre los años (1953-1962), y por último el Ford Modelo T, primer auto de la fabricación de la serie de Land Rover Defender durante los años (1948-2005). Por mencionar algunos.

Hermosura de la maquina

Pueden existir casos de vehículos que no son de colección limitada, ni de lujos, ni muchos menos se destacan por su innovación de diseño y aun así, son considerados clásicos, eso se debe a la gran belleza de su máquina que se trasportan hasta convertirlos en autos clásicos.

Sin duda, la belleza extraordinaria de los automóviles es lo que predomina en las subastes de carros clásicos, los usuarios se inclinan por la admiración de la hermosura de las máquinas tales como los imaginados Cadillac v8 para los años 30, el extraordinario Lincoln Continental de los años 40. Cabe resaltar, que los ordinarios de Ford son los que hoy en día están tomando las batutas en las costosas subastas de carros impresionantes.

Hoy en día no existe Mercedes Benz que no esté convertido en clásico, son los favoritos por su majestuoso diseño en cuanto a estética y se posicionan entre la subastas como los más cotizados.

En cuanto al precio, pueden variar desde 100,000 dólares por uno de hace 15 años atrás hasta aquellos de más de un millón de dólares que incluye al antiguo Gullwing coupe, eso sí, pasando por todos los criterios que lo introduzcan a los autos clásicos.

Puede que tengas un potencial auto clásico estacionado en el garaje de tu casa esperando una valoración, todo está en comprobar si verdaderamente su cotización es rentable para optar a una restructuración de la máquina que lo convierta en tal fin, sino sería dinero y tiempo invertido en vano, lo primordial es el cuidado y usos que haya sufrido el vehículo.