Skip to content

¿Cómo consigo un precio justo por mi carro yonke?

  • by

¿Sientes que ya tu carro pasó a mejor vida y ya cumplió su fase de vida útil? O tal vez ya estás pensando en venderlo y ¿sacarle algo de provecho a lo que queda de él?

Si tienes un carro que ya ni siquiera pueden andar en una autopista, todavía tiene cierto valor económico

No importa que se encuentre muy destartalado o en pésimas condiciones, hay un sinfín de formas de desprenderte de ese molesto cacharro sólo con elegir la mejor alternativa en el momento propicio.

Pero,  si te urge el dinero y quieres venderlo de una forma rápida y fácil debes hacerte estas tres preguntas:

¿Tienes disponibilidad de efectivo para invertir en reparaciones para obtener a futuro más dinero por el carro usado? ¿Has pensado en donar tu carro para disminuir el porcentaje de impuestos a pagar? ¿Deseas venderlo para obtener dinero por urgencia económica?

La mala situación económica que estás viviendo es una de las causas primordiales si ya te decidiste librarte de tu carro viejo y destartalado.

Aquí te ofrecemos 5 alternativas viables para librarte de tu carro viejo y a su vez conseguir ingresos extras.

Negocia tu carro así como está

Lograrás vender tu carro dependiendo del estado en que se encuentre o quizás tengas que hacerle algunas reparaciones.

Esta última opción trae en consecuencia la posibilidad de pedir más por tu carro, pero se precisa tiempo y recursos para gastar en trabajos de reparación.

Si puedes asumir el trabajo de reparación por tus propios medios sería lo más indicado, puesto que ahorrarías dinero, y a su vez podrías reproducir las ganancias esperadas por el carro.

Debes estar al tanto que esto implica inversión de tiempo, por supuesto deberás estar seguro de qué tiene el carro, sus condiciones internas, qué le funciona y qué no.

Por otra parte hay accesorios que son recuperables y que para el cliente son de suma importancia, por ejemplo las perillas de la ventanilla, los parabrisas, las luces, el aire acondicionado, entre otros…

Estos complementos pueden hacer que el comprador pida rebajas, en caso de que alguno de ellos no se encuentra funcionando correctamente.

También debes tener en cuenta otros detalles que provoquen que tu carro se vea o luzca lo mejor posible, ya que cualquier detalle que minimice su aspecto impactará en el precio.

Por ejemplo, una abolladura, un golpe lateral, un espejo o vidrio roto los cuales deberás reparar o arreglar para que tu carro no pierda valor, ya que corres el riesgo de perder unos cuantos dólares por simples pormenores.

Si tu presupuesto es bajo, debes darle prioridad a aquellos trabajos relacionados con el funcionamiento y operatividad del vehículo y por supuesto su apariencia, ya que éstos son las cosas en las que el comprador suelen enfocarse inicialmente.

No importa que tu carro tenga 20 años de antigüedad siempre y cuando se vea pulido y lo más atractivo posible. Aunque usted no lo crea, esta es la mejor manera de negociar su carro, ya que puede contribuir a que el precio de su venta aumente.

La gente prefiere comprar carros usados con correcto mantenimiento, así que libera el carro de basura de polvo y colócale pulitura, aspira la tapicería antes de llevarlo ante el comprador.

Utiliza tu carro viejo para comprar uno nuevo

No hay nada más satisfactorio y emocionante que pensar en vender tu carro para comprar uno nuevo, ya que le estás sacando la máxima utilidad a tu carro viejo.

Simplemente toma en cuenta estas tres cosas antes de realizar la transacción:

  • Entérate del valor real en el mercado de tu carro viejo
  • Investiga bien sobre las marcas y modelos en particular y sus precios para que puedas recibir un dinero justo según el estado actual de tu carro y el kilometraje recorrido.
  • Restaura tu carro viejo.

Cualquier detalle adicional que tenga tu carro viejo puede reducir el precio en el mercado si son reparaciones sencillas como un retoque, reparación de golpes que dan un importante  un gran valor agregado al carro y repercutirá en la cifra que vas a cobrar por el vehículo, entonces vale la pena hacerlo.

Ubica diferentes ofertas

Visita varios concesionarios, compara precios hasta que obtengas el mejor, promociona tu carcacho viejo y plantéales que deseas entregarlo para que te den la diferencia y comprar un carro nuevo o de un año más próximo.

Este recorrido de visualización también te va a permitir conocer los precios y modelos de los carros nuevos, buscar la mejor oferta, la mejor tasa de interés y un seguro a un precio razonable. Pide cotizaciones y comienza a comparar.

Dona tu carro viejo a una organización benéfica

Hay organizaciones registradas legalmente que se ocupan de dar beneficios a los más necesitados y aceptan un carro, sin importar el estado en que se encuentre para lograr sus objetivos caritativos.

E incluso cuentan con personas de las comunidades que prestan el servicio de reparaciones menores en forma gratuita y ponen a rodar nuevamente los carros.

Los vehículos recibidos en calidad de donación son vendidos posteriormente a concesionarios para obtener recursos y poder llevar a cabo sus programas de ayuda social.

Algunos centros se encargarán de comercializar las piezas útiles, mientras que otros simplemente entregaran a un depósito de chatarra para poder reutilizarlos a cambio de algo de dinero.

Esta acción loable te permitirá reducir la carga tributaria, así que en tu próxima declaración podrás deducirlo de tus cuentas y pagar menos impuestos.

Comercializa tu carro a una chatarrera

Si tu carro viejo ya no da para más, puedes venderlo como chatarra en caso de que ya no le funcione ninguna de sus piezas internas y la latonería se encuentre en estado deplorable.

Si nadie se interesa en tu viejo carro entonces la mejor solución, en estos casos, es el depósito de chatarra.

Sí cuentas con tiempo puedes “deshuesarlo” y vender cada uno de los repuestos que se encuentre funcionando, en alguna tienda de autopartes, pero antes asegúrate que paguen bien por ellos.

Los precios de los vehículos tipo chatarra son variables y dependen del tipo de carro, la ubicación del vehículo, los precios del metal acero y el proceso de reciclaje.

Ubica un centro de chatarra que te garantice el remolque para que no incluyas el costo adicional en el monto total en efectivo que te puedan entregar.

Finalmente, no importa la estrategia que utilices para deshacerte de ese  cacharro inservible, lo verdaderamente importante es que sepas que tiene un valor y que consigas el precio justo por su venta.

Investiga en páginas o revistas especializadas sobre los precios de carros parecidos al tuyo solo para que tengas una idea remota de cómo se puede estar cotizando en el mercado.

Si quieres ser más preciso con el precio, llévalo a una valoración a través de un profesional o alguien que tenga conocimientos en la materia.

Esta es la manera más factible de que obtengas un precio real, porque todo el mundo va a querer menospreciar el precio que le des y regatearlo.

Esta estrategia evitará que consideres venderlo a un precio menor que el precio justo.

No se pierda este interesante artículo: ¿Cuándo vender mi carro viejo que trabaja bien en Los Ángeles?