Skip to content

¿Qué tengo que hacer en el deshuesadero?

  • by

Si tu carro se encuentra en estado prácticamente inservible, no lo puedes conducir, sino más bien es un trasto viejo incapaz de ofrecer algún tipo de utilidad, entonces el deshuesadero es tu mejor alternativa.

El deshuesadero recibe varios nombres: centro de desmantelamiento, depósito de chatarra, chatarrera, centro de reciclaje de vehículos o yonke.

Un deshuesadero es un depósito de compra-venta de vehículos usados convertidos en chatarra en donde también se acumulan piezas de diversos carros destrozados como radiadores, llantas, motores, cajas de velocidades, rines, asientos, puertas, vidrios y ventanas, parabrisas, distribuidores de gasolina defensas alternadores, espejos, suspensiones, alternadores, frenos, butacas, sistemas de arranque, compresores de aire acondicionado para vehículos etc..

En este espacio también se acomodan carros enteros, muchos de estos establecimientos organizan y enumeran los vehículos de acuerdo al año de fabricación, marca y modelo, así como cada una de sus piezas las cuales son colocadas en hileras para su posterior comercialización.

Es el lugar perfecto para propietarios de autos particulares, camionetas y camiones los cuales buscan repuestos usados específicos para tratar de recuperar y reparar sus propios vehículos a precios económicos,

Es un establecimiento básicamente de compra y venta de carros viejos sin importar sus condiciones, también se dedican al reciclaje de autopartes y de vehículos enteros.

En un deshuesadero no se elimina, ni se desperdicia absolutamente nada, ya que todo lo utilizan y se puede vender como chatarra, por lo que siempre se obtiene una ganancia.

Un carro no agota su existencia al término de la vida útil,   o cuando ya no es capaz de transitar como muchos suponen.

Los deshuesaderos reciben centenares de carros viejos a los cuales, en cualquier momento, se les da la debida reutilización.

Estos tienen todo tipo de vehículos sin importar si están descompuestos, sin viela, o con cualquier otro desperfecto, es sencillo lo que se puede vender se comercializa y lo que no queda como material para reciclar, no obstante las piezas en buen estado también se venden.

Las piezas que son irrecuperables son comprimidas y trasladadas para su fundición y posterior reutilización como material de reciclaje.

En el deshuesadero se fragmentan los carros viejos y generalmente rescatan el 75% de su peso constituido por materiales de metal de hierro entre otros metales como el cobre, zinc, y aluminio.

El 25% sobrante es una combinación de plástico, vidrio, caucho y textiles

Todo aquello que la gente desecha especialmente carros enteros pero muy antiguos son depositados en las chatarreras. Y aunque son modelos muy viejos, algunas de sus piezas todavía son cotizadas por personas interesadas y reutilizadas por algunos compradores particulares.

Aunque usted no lo crea, hasta el aceite de un carro viejo se puede reciclar e incluso hay compradores que se surten de esta sustancia para curar tablas y en los centros de desmantelamiento se reutiliza con el fin de no contaminar el piso.

En fin las chatarreras son una oportunidad para aquellos que quieran reparar, reconstruir o armar un carro viejo.

¿Qué hacer en el deshuesadero?

Si estás pensando en llevar tu caduco y arruinado carro a un deshuesadero debes seguir los siguientes pasos:

1)  Hacer contacto con el deshuesadero:   Es algo muy sencillo simplemente comunícate con diferentes deshuesaderos o depósitos de chatarra en tu localidad o zonas aledañas.

2) Diagnóstico previo: Se recomienda realizar un diagnóstico previo acerca de todas las condiciones específicas del carro que va a vender, mediante una lista para obtener una descripción detallada del carro la cual permitirá al deshuesadero ofrecerte una cotización exacta, según el estado de tu carro.

3) Solicita varias cotizaciones: Maneja varias tasaciones, eso significa que debes visitar diferentes deshuesaderos o contactarlos vía telefónica para hacer una comparación que te permita evaluar las diferentes opciones.

4) Averigua con el dueño del deshuesadero cuáles son las formalidades para el transporte de tu carro inservible, y la gratuidad del servicio de grúa

5) Al momento de realizar la visita debes aclarar si el depósito de chatarra se ocupa del desmantelamiento del carro o te van a cancelar un dinero si lo haces tú.

Muchas de estas empresas te remuneran si le ahorras algo de tiempo, por tal razón debes inquirir si te pueden pagar un poco más si llevas el carro tú mismo en una grúa a sus instalaciones.

6) Cerciórate sobre los documentos exigidos: Es importante que tengas los requisitos a la mano y los documentos del carro al momento de  la venta.

7) Evalúa las ventajas y desventajas de cada deshuesadero consultado, si te ha quedado alguna duda, contáctalos nuevamente antes de tomas decisiones.

Si no estás muy apurado en conseguir ganar la mayor cantidad de dinero, entonces puedes recurrir a cualquier opción.

Es probable que un centro de desmantelamiento que esté ubicado algo alejado de la ciudad te pague más si tú mismo llevas el carro pero podrías elegir otra oferta por menor monto si estás dispuesto a trasladar tu carro inservible a un sitio cercano.

8) Si no eres una persona experimentada en el ámbito de la mecánica de automóviles no es apropiado intentar desmantelar el carro tú mismo sólo por querer ganar un poco más.

Reflexiona sobre la mejor opción que se adapta a ti, y en la que igualmente ganes dinero.

9) Lleva el carro al depósito de chatarra con una grúa si tienes la posibilidad de hacerlo.

Ciertos deshuesaderos te van a ofrecer más dinero si le economizas el tiempo y el esfuerzo de tener que ir a buscar el carro, por otra parte te van a ofrecer un poco más por un carro que todavía se pueda transportar y que recientemente haya estado operativo y funcional.

Por eso, al llevarlo por ti mismo al deshuesadero este incrementará el valor de tu carro.

10) Establece acuerdos con el deshuesadero para que un especialista en remoción de materiales pase a recoger tu carro. Esta es la opción más viable ya que ellos se presentarán a la dirección acordada y trasladarán tu carro.

Este tipo de empresa te cancelará en el preciso momento una determinada suma de dinero.

11) Luego de haber obtenido diversas cotizaciones de varias compañías puedes escoger la que más beneficios te ofrezca. Debes estar pendiente, pues en algunas ocasiones ciertos deshuesaderos te ofrecerán un precio y luego te dirán que puede ser menos una vez que hayan trasladado el carro.

Por lo tanto, debes defender el precio inicial o exigir el pago en el momento en que el carro está siendo trasladado.

De allí que, es importante establecer contacto con empresas serias que una vez que fijen un precio lo mantengan.

12) Regresa las placas de circulación y cancela la inscripción del vehículo: Cada Estado tiene políticas y leyes diferentes en lo que en lo que se refiere a placas y la inscripción del carro.

El deshuesadero debe tener esta información por lo que debes indagar sobre qué documentos te van a exigir el momento en que hagas entrega del vehículo y cuáles ellos te van a entregar.

El internet es una herramienta necesaria para darte las pautas y procedimientos para la cancelación de la inscripción de tu vehículo y devolver las placas de circulación de tu carro viejo.

Consigue más información sobre este tema en: ¿Vale la pena reparar un carro viejo o chocado?