Skip to content

¿Vale la pena reparar un carro viejo o chocado?

  • by

Algunas personas se aferran tanto a su vehículo viejo, desde un punto de vista afectivo, que incluso lo tratan como si fuera un miembro más de la familia a causa de que fijan un vínculo especial con su carro anticuado.

Muchos conductores se dedican a restaurarlo y mejorarlo sin pensar si es rentable o no la inversión de dinero en el carro antiguo, lo cierto es que hay que ser objetivo y realista.

Para la gran mayoría de las personas la tenencia de un carro se debe fundamentalmente a la necesidad de trasladarse de un lugar a otro, es decir no se obtiene un carro por lujo o por entretenimiento.

Por supuesto, no con ello quiere decir que no debe regocijarse con su carro o darle un cariño de vez en cuando para mejorar su apariencia desde el punto de vista de latonería y mecánica o de vez en cuando comprarle un accesorio nuevo.

Pero como todo en la vida tiene su tiempo, los años y el kilometraje hacen estragos causando desgastes y deficiencias incluso en el carro más acicalado.

Un carro usado culmina su vida útil cuando sólo alcanza su venta para recuperar algo de lo que se invirtió, pero su funcionalidad en cuanto a consumo, movilidad, comodidad y estética son menores a un carro nuevo el cual podrías pagar  a futuro.

En este sentido,  llega el momento de tomar la decisión si corregir las fallas, venderlo o simplemente comprar uno nuevo.

Para ello estudia las siguientes recomendaciones que te vamos a dar a continuación y saca tus propias conclusiones.

Determina cuánto te va a salir reparar el carro

Es indiscutible que cuando el mantenimiento y las reparaciones exceden el valor total del carro es preferible comprar uno nuevo.

Cuando esto ocurre es el momento de deshacerse de ese carro, pues de lo contrario comenzarás a gastar muchos dólares en constantes reparaciones.

Para darte cuenta de esto, no es menester ser un mecánico experimentado, por lo que debes pisar tierra y entender que los carros viejos requieren de muchas más reparaciones y más gastos a partir del cuarto año de uso.

A este nivel se le siente más el deterioro y achaques producto del uso y usufructo del carro.

Asimismo, si se recurre al mantenimiento preventivo aplicado a un carro que tiene 6 años esté sale más costoso que uno de 4 años y si se trata de mantenimiento correctivo el monto de un carro de 4 años es menor igualmente a uno que está en 6 años.

En pocas palabras, mientras más viejo demandará más reparaciones.

Las reparaciones no cubren todas las necesidades del carro viejo

Un carro viejo puede recibir múltiples reparaciones, pero no por ello deja de estar expuesto a reparaciones futuras, es decir por mucho dinero que hayas gastado en reparar el carro y ponerlo operativo no significa que el deterioro no haya provocado daño en otras piezas, por lo que siempre se debe preguntar cuál será la próxima pieza a dañarse.

No derroches más tu dinero en carros complicados, lo más sensato es que un especialista de tu confianza realice un diagnóstico a corto mediano y largo plazo, porque existe la posibilidad de que en este momento inviertas poco dinero, pero si debes continuar realizando reparaciones con el tiempo lo más probable es que finalmente, después de tanto gasto, tengas que comprar un carro nuevo.

Garantiza tu seguridad y la de tu familia

A medida que pasan los años los automóviles innovan y le incorporan a sus marcas y modelos nuevas ventajas lo que conlleva a  que el parque automovilístico esté en constante renovación.

Asimismo el mercado de carros usados se ha incrementado notablemente, debido a que le brinda la oportunidad  a personas de bajo poder adquisitivo de obtener un vehículo a precios accesibles.

No obstante, hay carros que pasan de los 10 años y se encuentran circulando aún por las vías de Los Ángeles.

Sin lugar a dudas, hasta el carro antiguo con el cuidado más esmerado  ha sufrido el paso del tiempo y no está provisto con los respectivos mecanismos de seguridad que proporcionan los carros modernos.

Los carros actuales están perfectamente equipados con:

  • Airbag
  • Control electrónico de estabilidad
  • GPS
  • Controlador de punto ciego
  • Sistema de advertencia de abandono de carril
  • Alerta de colisión
  • Alerta de somnolencia

Estos mecanismos de vanguardia seguramente no están dentro de su carro viejo.

Ahorro de combustibles y gases

Los vehículos viejos incluyen el hándicap y al finalizar su vida útil consumen y contaminan más. Estos problemas de consumo y de emisión de gases pueden exigir reparaciones costosas y mantenimiento del motor y transmisión para poder solucionarlo.

Conoce cuánto cuesta tu vehículo

Es primordial saber si tu carro vale la pena antes de  dar el paso de pagar por unas reparaciones, por ello debes determinar cuánto cuesta realmente tu carro.

Lo mejor es que des un vistazo por internet en las páginas de compra-venta de carros usados, así como en otras páginas en donde se colocan estimaciones de precios de carros de diversos modelos y años.

Lo importante es que compruebes por ti mismo cuánto vale un carro parecido al tuyo.

Aplica la regla del 50% la cual consiste en lo siguiente: si las reparaciones que vas a realizar exceden el 50% del valor total del carro simplemente lo mejor es  reemplazarlo.

Todos los carros sufren depreciación con el pasar del tiempo. Al sacar un carro del concesionario su valor es 18% menos, a partir de allí empieza una depreciación anual cercana al 10%.

Durante los 6 primeros años de vida el carro tiene mayor utilidad disminuye lo que supone la pérdida de valor y anualmente se va depreciando 5%.

A partir de los 9 años ha perdido el 84% del costo inicial con una ínfima diferencia entre un año y el otro

Averigua cuánto puede costar un auto nuevo de tu preferencia

Es importante determinar cuánto costará un carro nuevo que te gustaría comprar. Examina el mercado y visualiza las diferentes opciones, especialmente en los concesionarios.

Puedes considerar dar tu carro viejo en calidad de pago lo cual disminuirá significativamente el valor del carro nuevo y la cantidad a financiar, por supuesto también los intereses bien sea a través de un financiamiento bancario o a través de los concesionarios.

Pero ten en cuenta estos dos puntos:

Si la reparación te va a costar más del 10% del costo de un carro nuevo ¡cómpralo! Si la mensualidad en cuanto al financiamiento es menor que el gasto previsto anual para reparar tu carro actual, simplemente no lo pienses dos veces ¡cómpralo!

Pon atención a ofertas y promociones para un posible financiamiento

Actualmente existen promociones y ofertas para el financiamiento a un porcentaje muy bajo de interés por ello es recomendable estar atentos a estas promociones y olvidarnos definitivamente de molestas y engorrosas reparaciones  y tomar la decisión de comprar un carro nuevo.

Pero sí has gastado tiempo dinero y esfuerzo en darle el debido mantenimiento al vehículo garantizando su funcionalidad a tal punto de que no amerita ninguna otra reparación adicional, entonces haz caso omiso de las ofertas tentadoras y trata de mantener tu carro por un tiempo prolongado

Analiza si ha habido cambios en tu vida

Hay indicadores que te dan a entender que es hora de cambiar el carro, por ejemplo que haya incrementado el número de miembros en tu familia, que tengas que desplazarte constantemente a la escuela o al trabajo y recorrer largas distancias,  que realices actividades recreativas que requieran de un carro más espacioso con mayor capacidad y fuerza.

Todas las personas tienen derecho a crecer económica y profesionalmente, a desarrollarse en cualquier campo y a mejores condiciones de vida, así que si hay un vehículo que se adapta mejor a tus hábitos y necesidades es el momento de decidir cambiar tu carro.

Aburrido de tu viejo carro

Si ya no estás a gusto con el carro que tienes porque has cambiado de empleo y  a pesar de que tu carro viejo aún está rodando  simplemente quieres cambiar tu vida y darte un regalo a estrenar, si llevas tiempo en tratar en pensar cambiar de carro y tu situación económica está apta para ello, entonces no esperes más ¡encuentra una nueva oferta y cambia de carro!

Recomendaciones

Es importante resaltar que cuando el carro se deteriora y daña severamente partes del motor  por tratarse de un carro viejo, ya no conviene repararlo, puesto que nunca recuperaras el dinero invertido simplemente ve a un yonke y consigue venderlo.

Si decides continuar con la idea de reparar tu carro, a pesar de todo, consigue piezas económicas en los yonkes.

Consulta dos o tres mecánicos, pídeles opinión y ubica presupuesto y véndelo por partes, quizás obtengas suficiente dinero y con una diferencia puedas comprar uno más moderno y así  evitarte los problemas que te puede dar un carro viejo y dañado.

Recuerda que todo carro chocado o siniestrado se puede arreglar o cambiar por uno nuevo del mismo modelo u otro más moderno, pero si el chasis se dobla o fractura el carro nunca quedará igual, por el contrario continuará  presentando altos riesgos a tu seguridad e integridad, puesto que el chasis es prácticamente la columna del carro la cual sostiene motor y carrocería.

También es importante leer: ¿Cómo reciclar tu auto convertido en chatarra?