Skip to content

¿Cómo vendo mi carro usado por internet?

  • by

Quizá parezca algo simple, no obstante negociar un carro a través de la web requiere de tiempo y astucia, pues debes colocarlo periódicamente en distintas páginas y aplicar la estrategia idónea para lograr el objetivo: salir de tu carro viejo.

Por esta razón muchos se preguntan ¿Cómo vendo mi carro viejo por internet? Pero no te preocupes, no importa si no eres un experto en ventas por internet, porque aquí te ofrecemos los pasos que debes dar para lograr éxito en tus ventas online

La idea es ofertarlo en  muchas páginas de la web en donde exista una gran cantidad de interesados, tales como grupos de compra venta de carros usados, páginas web especializadas, revistas web y blogs.

Esto es para muchos un verdadero desafío, ya que muchos bancos y concesionarios están ofreciendo en el mercado una gran cantidad de facilidades de crédito para obtener carros nuevos, por lo que muchos clientes guardan sus ahorros para invertirlo en carros de años recientes o del año en curso.

Es por eso que la mayoría coloca en diferentes sitios web el vehículo a la venta con el objetivo de comprar un carro nuevo.

De allí que  enfrentar a estas dos grandes limitantes, además del gusto de preferencia de los compradores no es una tarea sencilla si deseas lograr una venta exitosa.

Para iniciar la negociación del carro mediante esta modalidad se requiere de pasos específicos, aquí te traemos algunos:

Busca página web conocidas

La web cuenta con una inmensidad de páginas y grupos dedicados a la compra y venta de vehículos usados, pero lo más recomendable es buscar las más reconocidas y que tengan una mayor cantidad de suscriptores.

Estas páginas web te ofrecen, de una forma u otra, la garantía de no caer en estafas y la ventaja de que muchas personas puedan ver tu vehículo y  acceder a comprarlo, es decir ¡una venta segura!

Coloca un título que llame la atención del lector

No elabores anuncios sin precisión, más bien realiza ofertas llamativas, por ejemplo vendo carro usado año 2005, en cambio utiliza una publicación más optimista para llamar la atención de los compradores potenciales como por ejemplo: “magnífica oportunidad que no puedes desaprovechar si quieres comprar un NISSAN a precio increíble de oferta modelo 2009”.

Este tipo de publicidad llama más la atención del comprador haciéndole ver que está aprovechando una oportunidad que no se le va a volver a presentar.

Cuando utilizamos un título llamativo o una proposición interesante estás rompiendo con la monotonía de las típicas frases que usan la mayoría de los vendedores que no le dan al comprador la motivación necesaria para comprar el carro.

No establezcas precios Únicos

Analiza tu caso y no establezcas un precio fijo, debido a que el cliente va a pensar que no hay posibilidad de negociarlo contigo, también puedes colocar en el aviso que la cifra es negociable. Dependerá de ti sí establece un precio fijo o no.

Coloque un mensaje claro y preciso

Coloca el estado en el que se encuentra el vehículo, sus características generales, año, modelo, kilometraje y la marca.

Trata de que la información sea lo más real y fidedigna, ya que esto le evitará que cuando se traslade el comprador al sitio donde se encuentra el vehículo no pierda tiempo, ni se lo quite a usted.

Una vez que el cliente haga acto de presencia en la cita, constate la información del vehículo con la que se encuentra en la documentación legal, muestra el vehículo y no impidas que lo pruebe para que también pueda sentir el carro y certificar la información que ya leyó por internet.

Si publicas el vehículo alegando que “está en perfectas condiciones”  así como la tapicería, la pintura, el motor y las condiciones generales debes asegurarte de que todo debe estar según lo que colocaste en la web.

Coloca fotografías con una imagen óptima

Todo entra por los ojos así que es importante que usted coloque fotografías e imágenes de alta resolución, preferiblemente tomadas desde todos los ángulos visibles del carro e inclusive la parte interna correspondiente a los asientos, el motor y accesorios generales del carro.

La imagen del carro, preferiblemente debe ser captada al natural es decir en plena luz del día con eso evitarás que la fotografía no luzca opaca o en otros casos fuera de ángulos.

No tome fotos ubicadas en el estacionamiento o en un taller mecánico, trate de que sea en un área despejada, ya que de lo contrario no se podrá apreciar cuál es el tamaño real del vehículo.

No utilice programas especiales para alterar la imagen o aspecto verdadero del vehículo o autocorrección, debido a que esto hace una idea equivocada de cómo luce el vehículo, a pesar de que la apariencia es importante, también lo es ser honesto con el cliente.

Las fotos a publicar deben estar vigentes, es decir deben mostrar el estado actual del carro.

No subas fotos viejas o cuando su carro tenía otra apariencia, no se trata de engañar al cliente sino de convencerlo de que realmente está adquiriendo un vehículo según la publicación que usted realizó.

Coloque información sobre su ubicación

Si vas a colocar una publicación  en la web, asegúrate de colocar tus datos de contacto como correo electrónico o número telefónico, ubicación del carro, de esta manera el cliente te podrá contactar rápidamente y en tiempo real a través de grupos de compra venta en Facebook, instagram etc…

En lo que respecta a las páginas web, no coloques tu número de celular, ya que pueden llamarte en cualquier momento en el que no puedes atender la llamada, preferiblemente facilita el correo.

Si no contestas el teléfono celular, quizás te estás arriesgando a perder a un buen comprador.

De colocar un número de contacto telefónico, cerciórate  de que tendrás la posibilidad de responder su llamada, para eso debes colocar un horario en la publicación en el que tengas disponibilidad.

Sí concretas una reunión con el comprador, busca un lugar seguro y vigilado, menciona los beneficios del carro, las ventajas o los aspectos positivos, el aspecto físico, condiciones generales de mecánica y por supuesto el precio.

Si observas que el comprador tiene dudas, a pesar de que ya ha visto los documentos y chequeado el carro, simplemente sea directo y pregúntale si está realmente interesado, si se nota dudoso es hora de concertar una nueva reunión.